Barcelona celebra la cultura japonesa en el Matsuri

13 junio, 2016

matsuri barcelona
Japón fascina. Sólo hace falta ver como, por cuarto año consecutivo, Barcelona acoge el Matsuri. Un Festival de la cultura nipona en la que se muestran los aspectos más tradicionales. Bailes como el Awa Odori, música con tambores japoneses- osea, taikos- talleres de origami, takeuma, wanage y hasta el cónsul japonés se sumaron a la cita. Durante todo el fin de semana Japón ha desplegado su encanto. Así que hoy nos acercamos a su cultura a través de las curiosidades que despiertan sus costumbres.

FullSizeRender (25)

Apertura de la Jornada en la que se explicaba el programa del Matsuri y daba la bienvenida a conocer la cultura nipona.

El grupo de baile

El grupo de baile Gojyahei antes de la actuación del baile tradicional

Una de las actividades que más público atrajeron fue la Awa Odori, una danza tradicional japonesa con más de 400 años de tradición. Originaria de Tokushima, en la isla de Shikoku, se baila en grupos grandes ( de 50 a 200 bailarines) que se mueven a ritmo de los taikos (tambores), de pequeños gongs y de flautas. Os animo a que veáis el vídeo que he compartido abajo para poder hacer una inmersión en el Matsuri . De hecho, al final de la actuación muchos de los asistentes al Festival siguieron sus pasos y se animaron a danzar animadamente.

El Matsuri nace por el interés de una entidad de japoneses afincados en Barcelona que, voluntariamente, dan a conocer su cultura y transmiten sus señas de identidad a través de la Asociación de Cultura Japonesa. Cada año van creciendo en tamaño y, también, en la acogida en Barcelona. Esta ediciónse celebró en la Plaça del Mar de la Barceloneta, frente a la playa y muy cerca del Hotel W.

Y he de decir que el espacio se les quedó realmente pequeño. Bajo el sol del sábado, las colas para comer, pedir una bebida o sentarse en una de las mesas eran infernales. Algo que todos los presentes sufrimos y que , según dicen los japoneses, a ellos les gusta hacer colas.Pues son muy ordenados y, lo más importante, respetan los turnos. Por ejemplo, si andando por la calle alguien delante tuyo se les para, en vez de esquivarlo, esperan a que continúe la marcha. Curioso e improbable en nuestras ciudades. ¿No creéis?IMG_0273FullSizeRender (27)

Todos conocemos los aspectos esenciales de la cocina japonesa, como el sushi, los fideos o el tonkatsu. Pero los postres son también muy ricos. Uno de los más populares es el Pastel de hielo picado, lo que ellos llaman  かき氷 Kakigôri. Una especie de granizado sobre el que se pone sirope por encima. Para ellos es un postre muy tradicional en verano y les trae recuerdos de infancia. La máquina con la que se preparan se ve sobre estas líneas y se acciona manualmente para derretir el hielo.

En el Matsuri, también pude degustar la cerveza japonesa Kirin Ichiban. Una bebida considerada de calidad Premium, debido al proceso de prensado “Ichiban Shibori”. Consiste en que sólo la primera prensada esté hecha con los ingredientes más finos (arroz, malta de cebada, lúpulo, maíz y agua mineral) , sin insumos. Lo que da un gusto muy agradable y suave.
IMG_0296

Otro de los focos de atención del Matsuri fueron las carpas de venta de productos de todo tipo. Sobretodo tipo Kawaii, osea, objetos cute o “monos”. Habían máscaras de personajes de cómic, peluches, carteras de animales y, sobre todo, gatos, muchos gatos. De hecho, los japoneses creen que el gato es un animal que da buena suerte. Por eso idolatran a Hello Kitty y en todo sus comercios tienen al Maneki-neko, el gato de la fortuna. También está la isla de los gatos, Tashirojima. Así que no es de extrañar que me encontrase en el Festival con un libro protagonizado por un gato: “Soy un gato“.FullSizeRender (31) FullSizeRender (33)

Y me dejo lo mejor para el final: la paradas de moda japonesa. En es Festival se vendían desde los kimonos más tradicionales, a la locura estética de lolitas o prendas Kawaii. He de decir que me esperaba mucha más variedad y haber encontrado elementos de las subculturas japonesas. Y seguro que no fui la única que se quedó con las ganas, pues entre el público habían bastantes lolitas y amantes de la moda japonesa. Y es que, qué mejor ocasión que el Matsuri para acercarnos a la moda nipona. Aunque el Festival estaba más orientado a mostrar los elementos tradicionales donde, obviamente, los símbolos Kawaii no tiene mucha cabida. ¡Lástima! A pesar de ello, descubrí Kawaiisbd, una tienda de Sabadell con productos originales y traídos directamente de Tokyo.FullSizeRender (29) FullSizeRender (34) FullSizeRender (35)

También pude disfrutar observando los estampados de los Kimonos, la prenda tradicional japonesa. Si bien es cierto que ellos visten para el día a día prendas de estilo occidental, aún se usan kimonos para celebraciones y fiestas especiales como bodas. Se suele atar con un obi, o cinturón ancho en la cintura, y se usa con getas (chinelas de madera) o los zori (sandalias bajas) y lostabi, calcetines que separan el dedo pulgar del resto para calzar el zapato.

Si os interesa la moda nipona, os recomiendo un artículo que publiqué en Itfashion sobre Japón, y cómo se ha convertido en el país dónde emergen la mayoría de tendencias de moda.

FullSizeRender (24)

Sólo me queda deciros “Sayonara” y espero veros pronto por el blog. Si vosotros habéis asistido también al Matsuri, animaros a compartir conmigo las curiosidades de la cultura nipona o contarme qué os gustó más del Festival. La próxima vez que escriba sobre Japón, espero hacerlo desde allí mismo. Pues es uno de mis destinos pendientes favoritos.

Jun2016_MatsuriBarcelona_Portal

Cartel del Matsuri 2016.