Resumen de la Alta Moda de Milan (Parte I)

01 marzo, 2016

_ARM0403

Desfile de Giorgio Armani.

Milan finaliza su Fashion Week con desfiles que quedarán para el recuerdo. Como el de Dolce&Gabbana, que nos contó un bello cuento de princesas, o el de Roberto Cavalli con una libertad estética sorprendente. Gucci elevó más el Geek Chic y Fendi, de Karl Lagerfeld, le puso onda al desfile.

Dolce&Gabbana

Érase una vez un desfile de ensueño en el que se reinventaron los trajes de Cenicienta, el uniforme del Cascanueces o los trajes de sastre de príncipe. A este mágico mundo nos llevó Dolce&Gabbana con una apuesta genialmente creada donde no faltó ningún detalle y su colección para el Otoño/Invierno 2016 es un regalo para ensoñar. Magníficas creaciones en las que a una le permitió jugar a adivinar el cuento que habría inspirado cada prenda. Gran acierto del tándem de diseñadores italianos que han dejado descansar a la familia y ahora exploran una vía más mágica.

Gucci

1

2

El Geek-chic sigue su andadura de la mano de Alessandro Michele, que volvió a subir a la pasarela la audaz mezcla de estampados, referencias casi siempre al arte italiano y que bien  merecen pararse a observar cada detalle. Volvió a usar el trampantojo, las grandes gafas de bibliotecaria, toda forma y clase de sombrero y, para rematar, calzó a las modelos con preciosos zapatos Mary Jane. En la colección también pudimos observar cierta influencia asiática en kimonos y, por lo que respecta a los bolsos, Michele colaboró con el  artista y músico neoyorkino Andrew Trouble que roció los bolsos  con una marca de garantía “Real”.8-11-things-gucci

Fendi12

Fuente inagotable de creatividad, esta vez Karl Lagerfeld logró construir la colección a partir de los volantes. En todas sus prendas y de todas las maneras se colaron los volantes en  botas mosqueteras, que acababan en un calcetín con onda, faldas, vestidos, monos y en bolsos. Fiel a la firma, no faltaron los abrigos de zorro, esta vez teñidos en colores. Logró actualizar una prenda clásica y la elevó a la juventud, de la socialite, eso sí. También la piel saltó a los bolsos peluche en todos los colores y tamaños. Juvenil, fresca y con un punto inocente.

Giorgio Armani12

La línea más exclusiva y artesanal de Armani presentó en Milan una propuesta de trajes de corte masculino, entre los que se colaba el cuadro de gales y el terciopelo en muchos detalles. Presentó vestidos de tul con transparencias y estampados florales, siempre con el fondo negro. Las bailarinas atadas y los botines con puntera completaron los looks en una de las colecciones más justitas que le recuerdo al diseñador.

Roberto Cavalli1

2

Maravilloso desfile de aires folk de Peter Dundas en el que supo imprimir el aire bohemio, el espíritu seventies y la libertad estética. Construyó una colección a partir de maxi vestidos que caían del cuerpo con una gracia exquisita y tremendamente chic, completó con abrigos, blazers y lo anudó con un fino collar al cuello. También creó vestidos de encaje de oro, maravilla artesanal y pura sensualidad.

Todas las imágenes: Vogue Fashion Shows