¿Sabías que YSL tenía un refugio azul en Marrakech?

15 diciembre, 2015

Cuando acababa su colección y el posterior desfile en París, Yves Saint Laurent se refugiaba en una Villa azul. Dicen que allí descansaba del bullicio de la ciudad y que, en Marruecos, le llegaba la inspiración para volver a dibujar la nueva colección.

Yves era argelino de nacimiento y en 1980 adquirió la villa, junto a los jardines botánicos del Jardin Majorelle,situado en el desierto de Marrakech, en el que se encontraban hasta 300 especies de plantas exóticas, algunas incluso se colaron en sus colecciones, como las buganvillas. En este paraíso pasó con Pierre Bergé, su compañero y consejero, momentos de relax entre amigos como  como Talitha y Paul Getty, Marie Hélène de Rothschild, recibían las visitas de Warhol, de Catherine Deneuve, de la musa de Yves, Loulou de la Falaise, Thaddeus Klossowski  o Marella Agneli.

La Villa es el lugar más visitado del país, con 800.000 visitantes anuales, es por eso que ahora se ha acordado la creación del Museo Yves Saint Laurent para 2017, que coincidirá con el de París. El nuevo museo en Marrakech se organizará entorno a 3 áreas: el Museo de YSL, con una colección de 200 piezas, un auditorio para programar películas sobre Yves , coloquios, programas musicales y una biblioteca con un fondo sobre Saint Laurent, otro de botánica y un fondo de libros antiguos.

Imagen de portada: Remodelista