Josep Font suena en el trono de Dior

26 octubre, 2015

Raf Simons llegó a Dior en Julio de 2012. Foto: Vogue

Raf Simons llegó a Dior en Julio de 2012. Foto: Vogue

El jueves pasado Business of Fashion lanzaba una bomba mediática: Raf simons dejaba Dior. Otra salida inesperada de una de las casas más emblemáticas que quedan. Estar al frente de Dior no está a la altura de cualquiera, reinventar el código de vestir que creó Christian Dior en los ’50 es un ejercicio que requiere conocimiento, técnica y mucha sensibilidad y Raf Simons ha sido un sucesor a la altura.
Llegó hace 3 años y medio, en julio de 2012, convirtiéndose en el sexto costurero en llevar las riendas de la maison Dior, justo después del escándalo Galliano. Creó su primera colección de Alta Costura en tan sólo 8 semanas, supo incorporarse rápidamente al equipo, empaparse del legado de Dior y las técnicas del atelier y crear para Alta Costura, algo que nunca había hecho antes. Además de pasar de su estilo minimalista en su firma homónima y como DC de Jil Sander. El reto era grandioso. Pero el resultado fue espectacular: la colaboración con el artista Sterling Ruby para crear su colección, en la que las telas reproducían las pinceladas del pintor, y el escenario, empapelado de flores naturales- al estilo del puppy de Jeff Koons– crearon una atmósfera insuperables, evocando la pasión del propio Christian Dior por las flores. La preparación de su primera colección, que recoge el documental Dior and Ifue la puerta de entrada a la maison Dior y le ganó la ovación de la industria. Meticuloso, perfeccionista, inteligente y con una gran sensibilidad. Aún recordamos las lágrimas tras su primer desfile en Dior, motivo de la presión de esas 8 semanas de actividad frenética y, seguramente, de la satisfacción por el trabajo bien hecho.

La primera colección de Raf Simons para Dior fue la de Alta Costura en la que recreó un jardín lleno de flores naturales.

La primera colección de Raf Simons para Dior fue la de Alta Costura en la que recreó un jardín lleno de flores naturales. Foto: Vogue.uk

En 3 años y medio Raf Simons ha sido capaz de respetar el legado de Dior con una visión nueva: respetando la feminidad y sensibilidades propias de la firma, pero apostando por líneas más puras y simples; renovando la silueta corola y la chaqueta bar, sin perder de vista los cógidos y el lenguaje de Dior. Lo estaba consiguiendo, pese a que él decía que “para crear un estilo requiere tiempo , hacen falta décadas”, en una conversación con Eugenia de la Torriente en el nº55 de marzo de Harper’s BazaarEn la que ya adelantaba el peso del ritmo frenético de la industria de la moda, al crear 8 colecciones por año.


“La velocidad es enorme y cada vez se acelera más (…) este ritmo no es el apropiado para que una persona creativa sea feliz”, admitía en la entrevista en Harper’s Bazaar.


Quizás ese sea el motivo por el que ha decido dejar Dior y centrarse en su propia firma, pues la sensibilidad y ese derroche de creatividad que requiere Dior debe saturar el talento de cualquiera.

Josep Font suena somo sucesor

Las especulaciones de quién será el séptimo Director Creativo de Dior empiezan a sonar. Aunque puede que no lo sepamos hasta dentro de pasados unos meses, el nombre de Josep Font me parece la opción más adecuada y natural. No sólo porque sea talento patrio, que también, sino porque me parece uno de los mejores diseñadores del momento y si alguien sabe crear poesía textil ese es Josep Font.

Josep Font actualmente es el Director Creativo de la firma española Delpozo. Foto: Abc

Josep Font actualmente es el Director Creativo de la firma española Delpozo. Foto: Abc

La ingeniería de sus creaciones, de apariencia etérea y frágil, crean una feminidad nueva, moderna e intelectual que la maison Dior debería estudiar al detalle. Además, creo que el talento de Font necesita ser reconocido, su trabajo en Delpozo es sublime y haber perdido el derecho a diseñar para su propia firma necesita una recompensa a la altura.

Su nombre suena ya en la prensa internacional, de hecho, presentó la colección Primavera- Verano 2016 en el marco de la Semana de la Moda de Nueva York y consiguió lo que hace siempre: crear magia sobre la pasarela. Él no necesita inventar escenarios laboriosos y monumentales, pues son sus prendas las que captan toda la atención. Sabe tejer auténtica arquitectura en las formas, como el gran maestro Balenciaga, y sus vestidos construyen una estética romántica y femenina. !Justo como los códigos de vestir de Dior! El talento hoy tiene el nombre de Josep Font y Dior no debería dejarlo escapar, pues es cuestión de tiempo que los que hablan el mismo lenguaje, se acaben emparejando.

Vestido de Josep Font de la colección S/S16 para Delpozo. Foto: NYTimes

Vestido de Josep Font de la colección S/S16 para Delpozo. Foto: NYTimes